21.09.2021

Noticias

Varios oficiales de las unidades de retaguardia han sido secuestrados en la RPL

21:25, 27.06.2017

Declaración del teniente coronel A. Marochko, representante de la Milicia Popular de la RPL

El 24 de junio, un grupo subversivo ucraniano de las Fuerzas de Operaciones Especiales se infiltró en el territorio de la República Popular de Lugansk y, en la pista de Bahmut, atacó a un grupo de militares de los servicios de la retaguardia que entregan alimentos al personal.

Como resultado del ataque, dos militares fueron brutalmente asesinados. Fueron torturados cruelmente antes de morir. La inspección de los cuerpos mostró la presencia de más de diez puñaladas.

Además otros cuatro soldados de la Milicia Popular, que sobrevivieron, permanecen secuestrados. De acuerdo con la información disponible, ahora están en las cárceles del Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU), sometidos a presión psicológica y física inhumana.

Están intentando sacarles una confesión falsa para que admitan que supuestamente son soldados rusos.

Sus familias también están siendo chantajeadas. Varias personas no identificadas llaman a los familiares de los soldados secuestrados y los intimidan, afirmando que la única oportunidad de salvar a sus seres queridos es ir a territorio ucraniano y confirmar públicamente que los soldados capturados son soldados regulares del ejército ruso. Se les entregarán en el lugar los documentos pertinentes que supuestamente confirman su ciudadanía rusa, y que deben ser mostrados a los periodistas extranjeros.

Para romper a nuestros soldados y obligarlos a repetir la mentira que Poroshenko le dijo al presidente francés, los castigos no se detienen.

Hasta hoy, hemos hecho todo lo posible para resolver esta situación sin atraer la atención del público. De mutuo acuerdo, a través de organizaciones de voluntarios, organizamos con la parte ucraniana el intercambio de prisioneros y acordamos no hacer público el proceso. Sin embargo, en el último momento, la parte ucraniana rechazó el intercambio.

Declaramos oficialmente que los militares secuestrados son ciudadanos de la RPL y fueron llamados para el servicio militar por los comisariados militares de la República.

Haciendo público el incidente, pedimos a todas las organizaciones interesadas que presten atención a la provocación inhumana cometida por las autoridades de Kiev y su próximo intento de engañar a sus socios extranjeros.

Me gustaría hacer un llamamiento a las organizaciones internacionales de derechos humanos para que ayuden en la devolución de los militares de la Milicia Popular capturados por los servicios especiales de Kiev.